jueves, 4 de febrero de 2010

La catenaria de Gran Via de Zaragoza



Las obras del tranvía de Zaragoza iniciaron ayer un nuevo hito en el desarrollo del proyecto: la colocación de la catenaria. Se empezó con la instalación, en la confluencia de Vía Ibérica con la prolongación de Gómez Laguna, de los primeros postes de esta infraestructura que garantizará el suministro eléctrico a los trenes. Con 10,5 metros de altura, provocarán un fuerte impacto visual en la zona, además de porque se pondrán 395 unidades en el trazado entre Valdespartera y la plaza Paraíso. Además, estos soportes metálicos, de 500 kilos de peso, se instalarán con una separación de 30 metros.

La teniente de alcalde de Servicios Públicos, Carmen Dueso, destacó que este era un "momento decisivo" y restó importancia al efecto visual que puede provocar la sucesión de tantos postes y tan altos en todo el recorrido. "Hay que tener en cuenta que se va a urbanizar todo. Estamos renovando el interior de las calles pero también vamos a tener baldosas, decorado y mobiliario urbano. En realidad es una renovación completa que va a mejorar la imagen de la ciudad", subrayó. Dueso, además, quiso incidir en que estos postes, de acero galvanizado y de color gris metalizado, con forma cilíndrica y huecos en su interior, son "discretos de color, no se ven demasiado".

La catenaria estará presente en gran parte del recorrido, en todo el trazado "salvo en el tramo de plaza Paraíso al puente de Santiago, donde habrá acumuladores de energía". Aunque Dueso no descartó que "en el futuro, si se avanza en la línea sin catenaria se podrían eliminar".

Una vez colocados los postes, la estructura se completará con las ménsulas y anclajes en los que se sujetarán los cables de la alimentación eléctrica. Una forma de T que se seguirá en el tramo de Vía Ibérica y en Isabel la Católica, donde las vías discurren juntas. En Fernando el Católico y Gran Vía habrá una doble fila de postes a ambos lados del bulevar.


CUBRIMIENTO DEL HUERVA
Por otra parte, los responsables de Los Tranvías de Zaragoza informaron de que ayer se comenzó a colocar las primeras placas de hormigón sobre las nuevas vigas del cubrimiento del Huerva en Gran Vía. Se ha adelantado su instalación en el plan de trabajo previsto y, si el pasado lunes iniciaron la instalación de las vigas, ayer empezaron a poner estos paneles de 1,20 de longitud por 0,8 de anchura, fabricados en Zuera, ocultando definitivamente el río. Sobre estas placas se instalará una armadura de acero y se verterá hormigón armando el tablero con 25 centímetros de grosor.

Por otra parte, ayer se produjo un nuevo corte en el suministro de agua en viviendas de Vía Ibérica. Una tubería que se había sustituido reventó "por el descenso brusco de temperatura y las vibraciones por trabajos que se realizaban próximos a ella". Estuvieron horas sin agua, hasta que se cambió la pieza a mediodía.

Solicitar más información
Compártalo en su red social:

0 comentarios:

Publicar un comentario